7/2/07

Una tentación peligrosa.

Esta imagen es una pintura del "monumento a Churruca" que está en el muelle de Las Arenas, Getxo, vizcaya, justo en la desembocadura de la ria de Bilbao a pocos metros del emblemático "puente colgante". Representa el Triunfo en la lucha del Hombre contra el mar.
Churruca, fue el ingeniero que consiguío drenar la barra de la desembocadura ria de Bilbao, y mediante un dique evitar sucesivos aluviones, haciendo con ello la misma navegable para mayores calados hasta el puero de Bilbao, en el mismo corazón de la ciudad 14 kilometros corriente arriba. Puerto que ha sido de gran importancia y actividad durante varios siglos y clave en el desarrollo social, industrialy económico de la región.

Y... ¿qué tiene que ver con el riesgo?; La actitud de victoria. Por cuanto de arrogancia, y prepotencia puede implicar, es una tentación muy peligrosa, que puede resultar fatal.

En la lucha del hombre contrta el mar, y por extensión contra cualquiera de los elementos de la naturaleza, el hombre siempre tiene las de perder; Pese al uso de la tecnologia , que intenta suplir las debilidades de nuestra deteriorada adaptación al medio, No podemos dominar las fuerzas de la naturaleza, ni someter al viento, las olas, las corrientes a nuestra voluntad.
Es una lección que todos los viejos marinos, los lobos de mar y los montañeros curtidos saben bien. Los cementerios están llenos de cajas con los restos –cuando los encontraron- de quienes osaron desafiar a la naturaleza con ánimo de someterla y de dominarla, o con una actitud de "eso no puede pasarme a mi"

Podemos, y debemos, adaptarnos a ella, intentar entenderla, pero siempre con una actitud de humildad, de respeto, y como mucho anticipar sus comportamientos para preveninos.
“¿Qué eso no puede pasarte a ti?”… solo si estás preparado, puedes permitirte el lujo de pensar “Cuando Eso me pase, sabré como actuar; lo veré venir y actuaré en consecuencia minimizando los riesgos”. Por que “Eso”, sea los que sea, un día te pasará.

Sin embargo tendemos a “crecernos” a medida que progresamos y expandimos la zona de aprendizaje, y con ese crecimiento, acabamos por infravalorar y hasta despreciar nuestras limitaciones anteriores.

No hay comentarios: