2/10/07

La Adrenalina ,vista por un niño.

A veces los mayores nos complicamos la vida con conceptos y elaboraciones más o menos distorsionadas mediante las que buscamos acomodar la realidad a nuestro gusto y nuestros intereses.

Si nos fijamos en la manera simple y directa en la que los niños aprecian las cosas, y la sinceridad y sencillez con la que nos cuentan lo que sienten… podríamos ver las cosas más claras y aprender más de una lección.

Leticia ( a la izda.) –que ya ha protagonizado algunos posts de este blog-, de 7 años, me hacia esta observación locuaz este verano mientras esperábamos nuestro turno para un ride en el “Flying banana”, que se prometía… emocionante.

A veces cuando voy a hacer una de esas cosas que te gustan… no se si quiero hacerlo o no. Luego me lo paso superbien y me rio mucho, pero antes tengo como un miedo pero que no es miedo, y me quiero escapar y esconder… pero si me escapara no me lo pasaría tan bien y me perdería los más divertido

¿alguien podría explicarlo mejor?

Eso se llama adrenalina. El efecto de la adrenalina, la hormona de "fly or fight", de escapar o luchar, que dilata nuestros vasos para irrigar los músculos y prepararlos para salvar la vida., acelera el ritmo cardiaco, vacia el intestino, estrecha –focaliza-la percepción…y que después del subidón se convierte en cortisol…
Ya no tenemos que pelear con depredadores por la supervivencia, pero el mecanismo bioquimico subyacente es el mismo, y nos permite sobrevivir al stress del día a día. La adrenalina es la responsable del "preparados para lo peor" que sigue en nuestro slogan a "esperando lo mejor."

Hay gente a la que la adrenalina que “le pone”, que le gusta, que necesita su chute de adrenalina (recordais el post de enero sobre "fear factor"?)…. Y otros, que no lo soportan.
Unos practican (porque quieren) deportes de riesgo/aventura y otros prefieren no hacerlo.
¿Cómo distinguir unos de otros?. Facil. Obsérvales en la cola de la montaña rusa. o del Flying Banana. -en la foto de abajo, Leticia en el medio-
Gracias Leti, por tenerlo tan claro.

No hay comentarios: