12/6/07

Reflexiones desde la bañera (de mi kayak)

Despues de hablar de al amenaza fantasma de las medusas ayer, un riesgo MUY REAL, he recordado que tenia pendiente la traducción del post del 12 de abril (reflections from the cockpit), que cobra por mor de las medusas una nueva actualidad. Como ya indicabamos entonces, encaja 100% en la filosofia de gestíón de riesgos de RBC Riesgo Bajo Control,
discriminando entre riesgos reales, y riesgos aparente, y priorizando aquellos riesgos más probables -aunque potencialmente de menos impacto-, que aquellos más "espectaculares" pero mucho más remotos -en su frecuencia-. El articulo es clarisimo, y se explica por si sólo. Que lo disfruteis.
Reflexiones desde la bañera (de mi kayak.)
“La verdadera amenaza de las criaturas de las profundidades”

Recientemente un surfista fue atacado por un tiburón en las playas de California, y como era de esperar hubo una tormenta de e-mails y posts en los foros del club de remo. En este caso, el número de posts y comentarios fue muy superior al habitual y al esperado.

Me sirvió de recordatorio de la gran preocupación que suscitan los ataques de tiburones a los “kayakistas” : Cuando enseñaba clases de kayak en Santa Bárbara siempre había un par de alumnos en cada grupo profundamente angustiados –atemorizados- por la idea de un ataque de tiburón cuando estuvieran fuera del canal. Puedo recordar vivamente la cara de los estudiantes de un cursillo cuando un motorista –de una moto de agua- se acercó para informarnos que se había producido un avistamiento de una aleta de tiburón desde el muelle que estaba a media milla, justo cunado íbamos a comenzar nuestras practicas de rescate en vaso de vuelco
Aunque me encanta la película, tengo que admitir que TIBURON (JAWS) no ayudó precisamente a la industria del buceo recreativo (era instructor de buceo cuando se estrenó la película). No voy a entrar en el tópico de las estadísticas y las probabilidades de ataques de tiburón y gente alcanzada por un rayo. La verdad del problema es que, si tienes una fobia y algo te asusta, discutir sobre las estadísticas sirven de muy poco para eliminar los miedos. En la mayoria de los casos, los que tienen esos miedos, no tiene otra opción que entrar en el agua con esos miedos. Lo que realmente es inetersante –y llamativo- es que la atención se enfoca en las criaturas de las profundidades, mucho antes que sobre los peligros reales a los que se enfrenta un palista normalmente cada vez que entra en el agua. Por eso decidí hacer una lista de las preocupaciones que deberían ser prioritarias (los riesgos que deberían prevenirse) para los kayakistas (- valen para cualquier actividad nautica-) antes que un encuentro con el Sr. Y La Sra. Tiburón

* Hipotermia
* Lesiones por fatiga / agujetas
* Mareo
* Ampollas
* Luxaciones de hombro
* Agua contaminada
* Objetos sumergidos en la zona de surf (rompientes)
* Basura en la playa
* Percebes (mejillones, lapas)
* Tráfico marítimo (motoras, motos de agua)
* Medusas
* Picaduras de Insectos
* Quemaduras solares
* Deshidratación
* Kayak en la zona de surf (rompientes)
* Olas grandes /rompientes
* Corrientes
* Ahogamiento
* Tráfico (conducción) hasta/desde el lugar de recreo
* Lesiones de espalda /lumbalgias/ por levantar el kayak
* Caidas por resbalones en rocas cubiertas de algas/musgo
* Compañero de kayak sin preparación o con preparación insuficiente.

La lista podria continuar, y continuar. Cuando mira a la lista, puedo afirmar que he sido testigo directo de al menos una “victima” ( a veces más) de cada uno de los riesgos de la lista, excepto de dos: No he visto a ningún “kayakista” ahogarse aunque tengo un amigo que se ahogó y fue reanimado con éxito tras el rescate y aplicación de CPR- Durante el verano pasado una moto de agua golpeo (arrolló?) a un kayakista en Misión Bay, San Diego. He visto el resultado de una motora cortando el casco de un kayak hiriendo fatalmente a sui ocupante. Con todo, y a pesar de los muchos años en, sobre y bajo el agua, no he conocido a nadie que haya sido atacado por un tiburón mientras remaba (paleaba). He leido dos historias (creibles que tengo por verídicas) de encuentros muy próximos eb Califorina del Norte (se sobreentiende que con Tiburones blancos, Carcharodon Carcharias), pero en ningún caso llegó a haber mordisco.

Ojalá hubiera una mayor alerta y sensibilidad por parte de los kayakistas a los peligros REALES del deporte del Kayak que a la paranoia generada por una película de Steven Spielberg. Me agrada comprobar por ejemplo, que la protección termica adecuada (vestirse para el agua –neopreno-) ya se toma en serio por el publico informado, aunque la hipotermia sea actualmente la primera causa de fallecimientos en el kayak de mar, con victimas generalmente ignorantes de este hecho.
Mientras rodaba el documental “ABC en la zona de surf", realmente llegué a encontrarme una aguja hipodérmica usada semi enterrada en la arena de la playa, apuntando hacia arriba: En caso de pisarla, el riesgo de contraer una gravísima enfermedad era MUY REAL. Hay riesgos en todas partes. Los asumimos en todo momento, cada dia, en cada actividad, seamos conscientes o no.

Ojalá hubiera mucha más energía empleada en prevenir los riesgos frecuentes reales experimentados por los deportistas, que aquellos “exóticos” que muy raramente llegan a materializarse. Por eso, la próxima vez que te enfrentes a uno de los riesgos de la lista, tomate la molestia de comentarlo en tu club, en tu foro de Internet,para que otros piedan evitarlo, o al menos ser conscientes de las amenazas de las verdaderas criaturas de las profundidades.

Gracias a Dios mañana me toca remar en un lago, porque después de escribir esto, si fuera en el océano… un gran tiburón blanco probablemente me tragaría entero.

Wayne Horodowich

Fuente: http://www.useakayak.org/reflections/reflec_creature_deep

===============================================
RCB; Si recordamos los cuadros con los que "clasificábamos la gravedad de los riesgos" en Riesgo Bajo Control, (los reproduzco abajo) vemos que es tan grave un riesgo muy probable o casi seguro, que produzca daños leves, como uno de daños catastróficos, que es de remota probabilidad; O dicho de otra forma: Preocupate -y ocupate- más de una tendinitis o de pisar un cristal roto, que de una tsunami.

2 comentarios:

ark dijo...

Soy lo que se llama por mis pagos, un rompe huevos de la seguridad, y de observar como muchas cosas terminan mal, por no pensar como hacerlas mejor. Soy instructor de kayak y reenviaré este blog a unos cuantos cabezas duras para que tomen conciencia. Andres Koch, Chascomus, Argentina

Capitan Cook dijo...

Andres, más vale ser un rompehuevos de la seguridad.... que por falta de seguridad se te rompan los huevos, o lo quie más te duela.
Me alegra que sea de utilidad. Has dado la clave " DE observar como muchas cosas terminan mal... por no pensar en como hacerlas mejor" ; De esa filosofia nacio -y sobrevive- Riesgo bajo Control.

Minimo Riesgo, Maxima diversión.
Buenas singladuras y paleadas; Ojala nuestras estelas se crucen algún día, en aguas argentinas.